Welcome Back...

E
ste lugar está pensado para subir todos mis escritos, tonterias y algunos sueños; aquellos regados por otros lugares, mientras algunos nuevos se van colando.



Lashiel

24 mar. 2009

With no darkness

Hubo un tiempo, donde la oscuridad tan sutil, tal quimerica jugueteaba entre mis sueños.
Recuerdo que entre aquella penumbra existía un poco de luz: un simple juego de sombras inquietas que intentaban apagar aquella luz. Los momentos son tan ajenos al portador que aveces pareciera que nunca los vivió, pero entre lo espeso de la nada siempre cabe volver la vista atrás, aunque sea por curiosidad.



PD: ¿Recuerdas sempai?

10 mar. 2009

Diario de un Ángel Vagabundo

Weno [*0*] Tengo pensado subir el Capítulo I que alguna vez subí a NMT. Aunque esta versión será la revisada y corregida.
Además de subir los Capítulos V y VIII. Aunque será de a poquito y todo mezclado. [m*w*m] ¿O no?
Diario de un Ángel Vagabundo

Prologo

He nacido al fin, he reencarnado nuevamente…un nuevo amanecer se cruza en mi camino. ¿Pero dónde me encuentro? No lo sé. Abrí los ojos y vi el rostro de mi madre, tierna criatura de mirada frágil y dulce resplandor; pero ella no lo es, es solo una más de quienes me han visto nacer. He vivido más vidas que un gato y eso me ha llevado a estar en muchos mundos. Soy un caminante sin rumbo fijo, mi vida es como una cometa a la deriva del viento, solo tengo un deseo… encontrar aquello que los humanos anhelan y dicen conocer, aquello que llaman amor.

 

Tras vagar por tanto tiempo he visto con mis propios ojos a miles de personas que presumen amar o ser amadas, pero ningún amor es igual a otro. Entonces... ¿Cómo haré para encontrarlo? Aunque muchas personas me han amado, ningún sentimiento es igual. Ira, pasión, ternura, deseo, fraternidad… Cada persona le da un tinte diferente a esta palabra, y aun cuando yo no he podido mostrar indicios de ese sentimiento, es de mí el encontrar a quien amar; hallar aquella persona, que pueda compartir lo mismo que yo deseo día a día.

 

Ya no soy una criatura pura, no soy un ángel, un demonio o un  humano… mi existencia es un híbrido que mezcla las bondades y los fracasos de cada uno. Soy tan frágil como un humano, tan puro de sentimientos, tan fuerte, tan orgulloso, tan sádico, tan irreal y tan iluso… ¿Alguien habría imaginado alguna vez mi existir? No lo creo. Es más, estoy seguro que aún Dios se asombra de que algo tan amorfo como yo siga con vida después de tanto tiempo. Acaso será mi deseo de vivir, mi delirio de hallar mi verdad o la euforia de tratar nuevamente una y otra y mil veces más sin demostrar tristeza en mi semblante.

 

Una pregunta me viene a la mente cada vez que te vez al espejo. ¿Qué es lo que vez? ¿Acaso está seguro de ser tu aquel que se refleja sobre el cristal? ¿Estás realmente seguro de qué eres tú? Cada vez que veo un espejo veo un nuevo rostro, una mascara más de este ser, una nueva oportunidad para demostrarle al mundo que mi existir no es una broma, sino una bendición. Esto no es un error, es solo el deseo de un ser por encontrar su verdad, no es fantasía o ficción, es mi verdad…es mi vida.

 

Me gusta volver a la vida sin recordar todo lo que he vivido, para darme ocasión de caminar por un nuevo sendero.  Pero mi Señor se ha cansado y me repite cada vez que no me dará otra oportunidad; que este es mi último bote y que de no encontrar todos los fragmentos de mí corazón, no habrá más sendero por el cual caminar.

 

Tras todo este tiempo aborrezco a los humanos comunes y corrientes, a todos aquellos que no quieren ver las delicias de la vida; aquellos que se conforman con ser esclavos de sus más profundos deseos, que sirven como perros a quien sea por cumplir sus sueños. Sucias criaturas que no maquilan sus destinos, sino que prefieren comprar una vida ya trazada; sus almas se satisfacen con la escoria de la vida y no ven mas haya de sus narices. ¡Ja! Pero… ¿Quién soy yo para juzgar sus actos? Si tras una eternidad no he conseguido alcanzar mis objetivos. Me gustaría poder encausar sus caminos, demostrarles que viven en un error mortal que les carcome el alma…pero me está prohibido. Cada vez que veo como alguien cae, me duele el alma… solo puedo voltear la mirada y esperar que acabe. El haber cambiado el destino de un mortal me costo penar por el inframundo más de una vez, pero... ¿Qué es un instante de dolor, si puedo ver feliz a alguien que me demostró su amor?

 

Esta vez me librare de mis ataduras…me dejare llevar por la corriente, haré lo que hacen los demás; tal vez así pueda probar al fin aquello que los demás llaman amor...


©Lázaro Barajas Juan Pablo (Lashiel) 2004 


4 mar. 2009

Mis egos, cadenas invisibles de mi ser, que aún no lo es...

ReUp...19 enero 2006 13:05
Maldita sociedad, falsa realidad... que solo alimenta el ego de los ciegos, quienes se creen excelsos, perfectos. La sonrisa en falsedad cubre sus rostros, tan solo para aparentar ser lo que no pueden comprender; más, solo la ira y la tristeza se alojan en sus corazones; y el ego... o mejor dicho "los egos", que transtornan su realidad haciendola polvo.
Incontables cadenas, nos mantienen besando el firmamento. Tan pesadas y sofocantes que suelen arrancar la vida de las carnes aún palpitantes, sin remordimiento alguno. Pero para aquellos que gozan de una luz en falsedad, no pueden percatarse de cuan amarga es su situación, cuan inmensamente cruel y despiados son las sombras que les atan. Viven y gozan sin poder observar en el espejo las ataduras que les impiden ser. Cual quimera, amorfe e imposible de concebir, así pudiesen ser, estos lazos que nos impiden seguir.
Realmente, ¿Habrá algún ego que me ayude a ser? La vida misma es una aventura única para cada quien, que se repite infinitamenete, en aquellos que NO desean tomar las riendas sus propias manos. Imposible vanidad de unos cuantos, intangible sensación de superioridad, de inmensa lejanía de logros sin sentido, de vidas que inician y se marchitan sin núnca llegar a ser...
Y aún así no puedo...no logro aún, ¿Cómo podre?...¿Cómo deshacerme de todos ellos? Púes gracias a todo ello soy lo que vez ahora, un ser que no lo es, que esta más cerca de la nada que de la existencia; oscuridad... hermosa dama sepulcral, que desea arrebatarme el último as de luz, que guardo en este corazón vapuleado por la realidad.
Son demonios, sombras...las cadenas que me hablan al oido cada vez que algo lo amerita, la ira, la vanidad, la avaricia, los celos; todos ellos y aún muchos más, que con sus dulces palabras plagadas de mentiras y veneno consumen mi alma, forjando ante mis caidas, una a una, cadena sobre cadena, que me quitan la poca luz que aún perciben estos ojos en penumbras.
De pronto un grito, una voz se alza desde lo más profundo, y resuena en cada rincón de mi ser que aún no es, tocandolo todo y cimbrandolo desde sus cimientos; grita y desea que le escuchen, pero mis oidos estan sordos y apenas puedo percibir un leve...BASTA YA!!!
Dulce doncella que haz venido a mí, ¿Eres realmente tú? No...no lo eres. Pero su voz es tan real, tan suya, que mis oidos se caen como piedras en un acantilado, dejandome oir sus bellos canticos, sus oraciones que me alientan a ver sin tener abiertos los ojos...
Veo, pero no lo creo, a varias bestías a mi alrededor, que se acercan a mí, solo para despertar en mi interior sentimientos tan conocidos, pero ahora sin escencia. Y mis lágrimas caen como llamadas de la nada, mientras la melancolía embriaga mi ser incompleto. Un dolor tan grande, indescriptible y enloquecedor me golpea por doquier, y creo que morire.
Su cantico se hace cada vez más fuerte, tanto que solo puedo oirla, las demás voces quedan sordas ante su voz. Todo mi ser se desmorona y pierdo toda noción de mi realidad. Despierto en soledad, solo para verme bañado en mis lágrimas, para sentirme ajeno a estas carnes y desconocerlo todo.
Y esta maldita sociedad, sus principios y virtudes, su moral absurda y sus conceptos sin pies ni cabeza. Me pregunto, ¿Cómo vivir en un mundo ironico, intangible y sin...? Bahh!!! de pronto miro en mis manos una realidad inversa, irreconocible, imposible; las cadenas que aún me atan parecen carcomidas, oxidadas, putrefactas; y de un tiron se desmoronan al viento las más debiles, mientras que algunas más oponen resistencia a mi mirar. Visto entonces este ser que comienza a ser, con nuevas ropas y nuevos principios; quien al mirar al espejo rie y sueña con encontrar lo que aún falta por descubrir.
Pero que aún sufre por no encontrar las llaves que abran las cerraduras de las últimas cadenas que le tinen del cuello.

3 mar. 2009

Una sonrisa y unos espejuelos...

Re_up 27 mayo 2006 22:09

En el más minimo instante, en un lugar como cualquier otro, Ella llegó ante mis ojos. Su hermosa cabellera, que caía hasta sus hombros me escondía de su rostro. No pude dibujar con toda seguridad su rasgos, pues su aroma hipnotízate me cautivó. Era un sueño, un espejismo...o algo más.

Me sentí extraño, fuera de mí mismo. Me tomo por el hombro y descansó por un instante su cuerpo en mi espalda; podía sentir su calor recorriendo mi espalda. Su corazón parecía latir con sutileza, y su tictac me reconfortaba el espíritu. Cuando su voz golpeo mi ser, pero no como su imagen; me parecía tan familiar, que comenzamos a platicar y platicar, mientras caminábamos.

Su tímida sonrisa me daba aún más seguridad de la que normalmente radica en mi. Gozaba del momento, como con un viejo amigo quien siempre estuvo a mi lado, aunque no le reconociere. Las palabras iban y venían sin que importase su contenido, mi sonrisa se transformo en seguridad y entusiasmo.

Recorrimos todo un mundo fantástico, hasta que una vez más desapareció; así como llego a mis espaldas para darme un instante de satisfacción, así mismo partió en un parpadeo.

Pero alguien más me esperaba a la mesa, para disfrutar de un delicioso manjar, un postre tan dulce como su persona. No era lo mismo, no importaba el hecho de que no estuviese sola, ni de que los demás comensales fuesen reyes y nobles, a quienes mi estirpe jamás suele tratar.

Tras los saludos de etiqueta comenzó el deleite. Ella quien me había llamado a convivir a su lado sonreía falsamente, pues su mirada vagaba fuera de ese lugar. Ese instante tan refinado y delicado terminó pronto, búas Ella, dulce y refinada doncella de cabellera dorada, y bellos ojos tras un par de espejuelos dejó la mesa un tiempo .

Todo acabó, y tras despedirme recorrí una vez más aquel universo, tan agradable, antiguo y deseable. Pero mis ojos sucumbieron a un cansancio, que me hizo descender en un sueño tan profundo como los mares del olvidó.

Recuerdos...


Este lugar está pensado para subir todos mis escritos, tonterias y algunos sueños; aquellos regados por otros lugares, mientras algunos nuevos se van colando.



Lashiel